Defeder incorpora a Henko Partners en su accionariado

markus-winkler-pKZdPZXuo3Q-unsplash
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Defeder, empresa fabricante y distribuidora de fertilizantes ecológicos y materias primas para alimentación animal ha incorporado a Henko Partners en su accionariado. La compañía ha venido creciendo por encima del 40% anual en los últimos cuatro años, alcanzándose una cifra de ventas de 24 millones de euros en 2020.

En el segundo trimestre de 2019, el equipo de Empresax conoció a los fundadores de Defeder en la planta que la compañía tiene en Albalate de Cinca. Enseguida vimos el potencial de la compañía y comenzamos a empaparnos del sector de los fertilizantes ecológicos y pet food, para aportar nuestro granito de arena al proyecto que los hermanos Saila iniciaron en 2008.

En el plan estratégico que confeccionamos para la empresa, Defeder 2023, la internacionalización, el desarrollo comercial y el crecimiento inorgánico serían las tres principales palancas de crecimiento. Para el cumplimiento del plan, decidimos iniciar la búsqueda de un inversor financiero que aportara a la compañía la experiencia y los fondos necesarios para alcanzar los objetivos marcados.

Esta semana se ha anunciado que el fondo de capital riesgo, Henko Partners, encabezado por Lars Becker, se suma al proyecto de la empresa oscense. Además, al consejo de la compañía se incorporarán Francisco Miguel y José Luis Latorre, directivos con una amplia experiencia profesional.

El asesoramiento legal de la operación ha sido realizado por Cuatrecasas (Defeder) y Bird & Bird (Henko Partners).

Deseamos toda la suerte del mundo a Raúl, Joaquín y al equipo de Henko, en esta nueva etapa de Defeder.

Sin ánimos de dar lecciones a nadie, compartimos algunos de los aprendizajes de este proyecto:

  1. Teruel existe y, Huesca también. Aunque en los últimos dos años el teletrabajo ha ido ganando peso, el asesoramiento en compraventa de empresas, especialmente, en el lower middle market, sigue teniendo un componente humano insustituible. Por tanto, aunque a veces nos resulte más cómodo ir a visitar a las compañías en las grandes urbes de nuestro país (Madrid, Barcelona, Valencia, Bilbao…), hay mucha “vidilla” y existen activos muy interesantes en los polígonos industriales de cualquier punto de España. Te acabas acostumbrando al olor a abono y pienso.
  2. La confianza se gana con el tiempo. Cuando los socios de una compañía reciben por primera vez la visita de un asesor financiero o inversor desconfiarán de él. Nosotros actuaríamos igual. Lo normal es que sospechen que la competencia les está enviando un espía para obtener información. Si eres un buen profesional, dedicas horas al proyecto y das con unos socios que se dejen ayudar, generarás más pronto que tarde un clima de confianza entre las partes.
  3. Mucho más que números. Como bien dice Damodaran, profesor y experto en valoración de empresas, todo análisis de una compañía lleva aparejado una historia, a la que se le suele denominar narrativa. Por ello y en especial en el lower-middle market, es una estupidez centrarse en llegar a un EBITDA ajustado o estimar flujos de caja, sin antes entender bien el negocio, la estrategia o la organización de nuestro cliente. Por supuesto, sin olvidarnos de las dinámicas del sector y su interrelación con otras industrias. Eliminar el sesgo financiero es primordial para aumentar las posibilidades de éxito, tanto desde el lado asesor como inversor.
  4. Baja al barro. Muchos empresarios se quejan de las consultoras que te marcan una hoja de ruta, pero luego no te apoyan en la implementación de las líneas estratégicas marcadas o, lo que es peor, te apoyan, pero sin entender las peculiaridades de la empresa con la que están trabajando. Hay que adaptarse al tipo de compañía, en este caso, pymes. En Defeder, por poner un par de ejemplos, definimos necesidades a nivel de equipo y lideramos el proceso de selección correspondiente. Por otro lado, dentro del plan estratégico se estableció que la comunicación jugaría un papel fundamental. Entre las muchas iniciativas que pusimos en marcha, definimos el pitch de la compañía en el marco de varios premios empresariales que nos ayudarían a poner la organización en el mapa.
  5. La empresa es tuya. Los intereses de los socios y los asesores en M&A deben estar completamente alineados. En el momento que firmamos un mandato de venta nos convertimos en socios de la compañía. Va en nuestro ADN. A pesar de no aparecer en el libro de socios, nuestra estructura de fees, donde la parte variable supone en torno al 80% de los honorarios finales, nos convierte automáticamente en accionistas de la compañía. A pesar de ello, nuestro compromiso, cultura y valores nos llevan a avanzar exclusivamente en las transacciones que cumplen con creces las expectativas de los socios.
  6. Gestiona las emociones. Los procesos de M&A son una montaña rusa. Vender la compañía o incorporar a un socio suelen ser decisiones vitales para nuestros clientes. Ponerse en su lugar y hacerles ver las peculiaridades del proceso es completamente necesario para que la operación avance. Por supuesto, el asesor también debe controlar el timing de la operación. La tolerancia a la incertidumbre es una cualidad ineludible en nuestro campo.

Si estás pensando en vender o buscar un socio para tu compañía, no dudes en contactarnos.

Únete a nuestra comunidad

¿Te ha gustado? Compártelo 👇

Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp


Profesionales especializados, conectados y pegados al mercado.

green trees near brown concrete building during daytime

Suscríbete

[Actualidad] Un resumen de las últimas operaciones agroalimentarias, industriales y tecnológicas.

[Podcast] Entrevistas a empresarios, inversores y asesores.