Ayesa, Ibermática y la importancia de la comunicación en M&A

La adquisición de Ibermática (Proa Capital) por parte de Ayesa (A&M Capital Europe) es sin duda la operación del verano y una de las más relevantes que nos dejará el año 2022. Es además un punto de inflexión en la carrera por ser el líder en transformación digital y consultoría tecnológica en España.

Tanto la operación como la historia de ambas compañías es muy interesante y nos permite destacar la importancia de la comunicación y el storytelling en M&A (pre y post deal). A continuación y con Ayesa e Ibermática como referencia, analizamos por qué la comunicación es una cuestión clave y estratégica para el éxito de tu plan M&A, ya estés vendiendo, comprando o comunicando una operación al mercado. Empecemos por el final.

 

¿Por qué es tan importante cómo se anuncia la adquisición de una compañía? La integración comienza con el anuncio

La percepción del mercado, clientes, competidores, empleados…tendrá impacto en la integración y en el futuro de la compañía.

Os imagináis el impacto desastroso que podría tener esta adquisición si el talento de una u otra compañía interpreta la operación como algo negativo. Sin olvidar el contexto, falta de talento digital y técnico por doquier. La integración de una compañía comienza en el momento en que se comunica la operación.

De no trabajar bien el mensaje, el comprador estaría cavando su propia tumba, por dos vías:

Sería interesante analizar, qué ocurrió cuando Proa Capital se hizo con el control de Ibermática en el año 2013 y en un contexto de crisis económica en el que Kutxa, caja que controlaba la compañía, se vio obligada a desinvertir. ¿Cómo interpretó el talento la entrada de un fondo de capital riesgo? Aunque en un contexto diferente, ¿cómo interpretó el equipo de Ayesa, empresa controlada por la familia fundadora, la toma de control de la compañía por parte de A&M Capital en 2021?

Pasemos al análisis del comunicado de la adquisición de Ibermática por parte de Ayesa.

¿Cuál es el objetivo de la transacción?

Start with Why, que diría Simon Sinek. Parece obvio, pero no son pocas las veces que no hay más justificación para una operación M&A que el ego del equipo directivo o presiones de todo tipo, desde movimientos de la competencia a «hacer algo con el dinero».

¿Por qué estamos comprando? ¿Por qué estamos llevando a cabo una transacción tan transformacional? La respuesta fácil está clara, Ayesa está controlada por un fondo de Private Equity (A&M Capital Europe) y, entre sus palancas de creación de valor, está el crecimiento inorgánico.

Realmente esa respuesta no respalda por qué comprar Ibermática y no cualquier otra compañía. De la nota podemos extraer que Ayesa considera que para competir en la transformación digital de grandes clientes, solo se puede ser grande. El hecho de destacar la facturación conjunta además de básico, manda un mensaje. No se está utilizando la palabra líder por la cara, sino que con estos números se cuelan en la pelea con los principales actores del mercado (Indra, NTT, Accenture, IBM…).

Aprovechan para recordar que no están solos y que cuentan con un socio que tiene como modelo de negocio el crecimiento de sus empresas participadas, A&M Capital Europe. Avisan además de que no se trata de la primera ni de la última adquisición. Este 2022 Ayesa ha hecho dos transacciones más (ByrneLooby, M2C), aunque no tan transformacionales como la de Ibermática.

Sinergias y certidumbre

Pasamos al clásico apartado con comentarios de los respectivos CEOs, que suelen concretar las razones para hacer el deal, el famoso “racional estratégico”.

Todos estos mensajes deben calar aún más entre compañías controladas por fondos de capital riesgo (ahora llamados “capital privado”). Aunque si analizamos el histórico podemos observar que lo normal es que las compañías en las que invierten los fondos de private equity crecen y generan empleo, un programador al que llaman todos los días desde la competencia no tiene porque ser consciente de esto. Es más, muy posiblemente estén pensando: “si nuestro dueño es un fondo, ¿quién será nuestro próximo dueño en el corto-medio plazo?”

En próximas entregas comentaremos el papel de la comunicación “pre-deal”, esto es, antes de hacer la adquisición. Como veremos en los casos de Ibermática y Ayesa, ambas compañías llevan años dejándose ver con objetivos claramente transaccionales (como target) y trabajando su pipeline de potenciales adquisiciones haciendo referencia a su intención de crecer comprando empresas.

Enlaces de interés