Due Diligence Financiera Contenido y Estructura

¿En qué consiste una Due Diligence Financiera?

¿Qué es?

La due diligence financiera (DDF), en el contexto de la compraventa de empresas, es la revisión que se realiza para asegurar que no existen contingencias con los datos financieros de la empresa objeto de compra o venta (target). No tiene ningún sentido tratar la due diligence financiera (DDF) con independencia de otras áreas, como la fiscal, legal, comercial o técnica, por lo que debe existir un contexto y unas líneas de conexión en el análisis de toda la información del target.

¿En qué momento se lleva a cabo?

Por regla general, el momento en el que los asesores de la parte compradora realizan la DDF es una vez firmado el acuerdo de intenciones por las partes. Por el contrario, si se trata de una Due Diligence de venta, la parte vendedora realizará a cabo la misma incluso antes de anunciar la venta de la empresa.

¿Cuáles son las fases de una Due Diligence financiera?


En cuanto a las fases del proceso, se articula igual que cualquier otra due diligence, aunque profundizando en el componente financiero del negocio. Podemos distinguir las siguientes:

  1. Planificación del proceso. En esta primera fase se define el alcance de la DDF entre el asesor y el cliente y se realiza una programación del trabajo a realizar.
  2. Ejecución. En esta fase se recopila y analiza la información, a la vez que se mantiene una fluida comunicación con el cliente. El guion que suele seguir el análisis en cualquier DDF es el siguiente:
    1. Análisis de negocio. Los objetivos que se suelen marcar son:
      • Entender cómo funciona el negocio.
      • Ver la evolución de este en el período de análisis.
      • Analizar sus principales métricas.
    2. Análisis de resultados históricos. Los objetivos principales de este análisis son:
      • Un análisis exhaustivo de la evolución de las ventas y otras partidas importantes del negocio en cuestión (gastos de explotación, gastos de personal, otros gastos de explotación…).
      • El cálculo de un EBITDA normalizado que nos dé una imagen de la rentabilidad de la empresa.
    3. Análisis de activos y pasivos. Podemos identificar los siguientes objetivos:
      • Analizar si existe algún activo que se encuentre infravalorado o sobrevalorado.
      • Estudiar la coherencia de las inversiones realizadas por la empresa target, así como las necesidades de capital circulante.
      • Establecer si el nivel de deuda neta durante el período de análisis es el adecuado.
    4. Análisis de estados de flujos de caja. El objetivo es comprobar la capacidad que tiene la empresa objetivo de generar caja, así como comprobar el nivel de financiación necesario que el negocio necesita para mantenerse.
    5. Análisis de proyecciones financieras. Se trata en comprobar si las hipótesis establecidas para la preparación de las proyecciones financieras son lógicas. Para ello se estudiará la evolución del negocio, así como los resultados históricos.

Es muy importante en esta fase asegurar de que la información utilizada es de total fiabilidad. Sino es así, la base de las proyecciones financieras será incorrecta o incompleta. Esto hará que se puedan llegar a conclusiones erróneas que podrían suponer que el cliente tomara una decisión equivocada.

  1. Cierre. En esta última etapa se presentan las conclusiones reflejadas en un informe. Se hace hincapié en el resultado de los principales hechos que impedirían llevar a cabo la transacción (deal breakers) identificados en el alcance del proyecto. Es recomendable que el informe de la Due Diligence Financiera tenga la siguiente estructura:
    1. Carta de introducción. Informa sobre el propósito de la DDF, quién lo ha encargado y el alcance de la misma.
    2. Resumen ejecutivo. Es donde se indican los aspectos críticos o hechos relevantes encontrados en la fase de análisis.
    3. Análisis desarrollado. Es la parte donde el asesor puede explayarse en explicar el análisis realizado. Es importante estructurarlo de una forma clara y sencilla para que la interpretación por parte del lector sea fácil.
    4. Anexos

Si tienes cualquier duda sobre los procesos de compraventa de empresas, puedes escribirnos en nuestra sección contacto

The following two tabs change content below.

Ricardo Dávila Hidalgo

Cofundador de Empresax.com | Consultor en empresa familiar, valoración de empresas y abogado | +34 912 302 248