Ojo a los maquillajes contables en la compraventa de empresas

¿Qué son los maquillajes contables?

Las razones para maquillar las cuentas (aumentar o reducir activos, deudas y beneficios o reclasificar activos o deudas) son muchas. Desde pagar menos impuestos a alcanzar cifras de negocio vinculadas a retribuciones. Mejorar el aspecto de las cuentas de una empresa antes de venderla o buscar inversión también es bastante común.

Los maquillajes contables pueden ser legales e ilegales. Los primeros son consecuencia de la flexibilidad de la normativa y pueden variar sustancialmente la imagen de la compañía (tal y como muestran estudios como los realizados por Oriol Amat, experto en la materia), siendo su objetivo ofrecer la que más nos conviene. Así, podemos encontrarnos con casos en que la normativa ofrece varias posibilidades para contabilizar una misma operación, situaciones en que no se delimita lo suficiente el uso de estimaciones (como deterioros y provisiones) y, por último, vacíos en la legislación. En relación con los maquillajes ilegales, basta decir que son aquellos que falsean las cuentas (por ejemplo, inventar u ocultar existencias según convenga) o contravienen intencionadamente la legislación contable.

Los maquillajes en las compraventas de empresas

En las compraventas de empresas, las discusiones muchas veces se centran en las interpretaciones que se hace de las normas contables de aplicación y que pueden variar métricas tan relevantes en estos procesos como el EBITDA (concepto financiero al que se liga en muchas ocasiones el precio de la compañía). En otra ocasión trataremos en profundidad cómo se ajusta el EBITDA en el marco de la valoración por múltiplos y la Due Diligence financiera previa a la formalización de la compraventa. Asimismo, en las transacciones corporativas se suele prestar atención a la contrapartida fiscal de la contabilidad, dado que pueden dar lugar a contingencias o riesgos fiscales para el comprador.

Por su parte y como hemos comentado ya en el blog, el maquillaje contable saldrá muy posiblemente a la luz en la fase de la Due Diligence o auditoría, dado que los asesores del comprador indagarán en las cuentas anuales a través de un escrupuloso análisis de los libros contables. No es necesario decir que, en caso de no adelantar la existencia de maquillajes en las negociaciones, de detectarse con posterioridad, es muy probable que las conversaciones se rompan de inmediato.

Señales a tener en cuenta al analizar la compañía

  • Relación entre el flujo de caja operativo y el beneficio neto.
  • Variaciones de importancia en relación con datos históricos – análisis horizontal -, ventas – análisis vertical – y el propio sector (i.e. ventas, márgenes, saldos de existencias, clientes y proveedores).
  • Crecimientos de ventas no justificados con la evolución de las cuentas de clientes y existencias y viceversa.
  • Cambios en criterios contables (i.e. forma de valorar existencias o política de provisiones).
  • Errores contables.

En el marco de una compraventa de empresa es especialmente relevante revisar

  • Que no se han adelantado cobros para mostrar una imagen de crecimiento respecto a años anteriores. Esto minoraría el resultado del año siguiente y se conoce como alisamiento del resultado o income smoothing.
  • Siguiendo con el alisamiento, que el incremento en los beneficios no sea consecuencia de la anulación de deterioros contabilizados en años anteriores, cuando interesaba reflejar menos beneficio para pagar menos impuestos.
  • Resultados extraordinarios que puedan distorsionar el beneficio real procedente de la actividad de la compañía (por ejemplo, la venta de un inmueble).
  • Razonabilidad de las provisiones efectuadas, en su caso. Si, por ejemplo, la empresa que está en proceso de venta tiene una inspección fiscal o laboral en curso, puede provisionar a la baja para afectar lo menos posible los resultados (y por tanto la imagen de estabilidad o crecimiento en beneficios que está mostrando al comprador), a pesar de que la inspección falle con un alto grado de probabilidad en su contra o la sanción sea importante.

Autores como Amat han elaborado numerosos estudios que muestran como una misma compañía puede presentar resultados distintos. Por tanto, si somos vendedores debemos adelantarnos y contar con que la foto que traiga el comprador de nuestra compañía, una vez analizada, será distinta. Esto puede suponer una ventaja importante en las negociaciones.

Por último, destacamos que para detectar maquillajes es fundamental analizar el estado de flujos de efectivo y la memoria, partes clave de las cuentas anuales que suelen descuidarse. Aunque parezca obvio, también es fundamental la opinión del auditor, en su caso.

Si tienes cualquier duda sobre los procesos de compraventa de empresas, puedes escribirnos en nuestra sección contacto

The following two tabs change content below.
Cofundador y Director de Empresax.com | Consultor en compraventa de empresas y abogado | +34 912 302 248

Últimas entradas deFrancisco José Hidalgo-Barquero (ver todo)